mayo 06, 2012

Capítulo 3 -Las lagrimas de los caídos

Ancel ya se encontraba en la academia, haciendo lo mismo de siempre: Nada. Tenía un ligero problema para concentrarse, nunca podía hablar del mismo tema durante mucho tiempo y no podía dormir tranquilamente, las ansias le comían el cuerpo. Pero luego tenia momentos en donde podía pasar horas meditando acerca de las nubes, o escuchando atentamente las aventuras de sus compañeros, simplemente no se comprendía.



El justificaba sus bajas notas diciendo que simplemente no era bueno para los estudios y sus padres no se lo podían discutir, había intentado de todo para que su hijo pudiera verse un poco mas “inteligente” frente a sus maestros, pero siempre pasaba lo mismo, cuando por fin entregaba todas las tareas los exámenes le arruinaban la materia o cuando por fin podía pasar un examen con una nota decente los profesores le odiaban por su actitud tan despreocupada e irresponsable, según le habían dicho.



Sin embargo ese día parecía ser como cualquier otro, a la tercer hora de clase debería tener fundamentos de la energía y había decidido saltarse esa clase para ir a ver alguna película al nuevo cine con Gael, pero ese día se sentía con ganas de hacer bien las cosas y permaneció en el salón, aunque al margen de todo y metido solo en sus asuntos, viendo fotos en su celular, dibujando hermosas construcciones estilo francés o simplemente oyendo música electrónica.



A los maestros no les importaba si el chico Grevue obtenía buenas calificaciones o no, a ellos les seguían pagando igual, y vaya que la suma que les daban era algo considerable.



La academia donde estaba estudiando era una de más prestigiosas en el ámbito mágico, algunos maestros eran magos, pero no por poseer este don se les concedían privilegios, a estos mágicos maestros los habían asignado a las nuevas materias sobre la energía que residía sobre ellos como Fundamentos de la Energía, o Historia de la Nueva vida.



Pero seguía siendo una escuela para todos, magos, no magos, animales, extraterrestres…



Terminada la clase cambio de salón sin intercambiar una sola palabra con las personas le saludaban por los pasillos, ni siquiera cuando un niño paso corriendo a su lado y casi lo hacia caer.



Se encontraba dibujando un nuevo escondite, justo debajo de su casa cuando la profesora de diseño entró –Muy bien, comencemos con los difuminados— el joven guardo su pluma y sacó los carboncillos de su estuche pero uno se le resbalo de la mano y rodó hasta el bastidor de enfrente, la persona que estaba sentada allí se levantó y regreso el utensilio a su dueño –Gracias— dijo Ancel, y al alzar la mirada noto que tenía una nueva compañera, o tal vez no era nueva y apenas había notado su presencia.



La chica, por su parte, no sonrió ni hizo gesto alguno, solo asintió con la cabeza y siguió enfocándose en lo suyo. Ancel solo pudo observarla por un largo rato, mirando cada fibra de su larga y lacia melena café con ligeros destellos rubios en ella, llevaba un listón verde amarrado en lo alto de su cabeza.



Su vestimenta le llamo la atención, el uniforme de las chicas consistía en una falda tableada color Kaki y el saco era idéntico al de los hombres, el escudo de la escuela en el frente del saco azul marino, pero ella no usaba el uniforme, llevaba puesto un pantalón negro entallado y una chamarra con manga corta de color olivo en donde por la parte de atrás, que era lo único que podía apreciar Ancel, ceñía la cintura con un moño discreto.



Definitivamente no era de la Academia.



La chica se estremeció y arqueo la espalda, como si de pronto la temperatura hubiera bajado y solo ella lo hubiera sentido.



Giró para ver de frente a Ancel y mantuvo la mirada en él por un momento –Qué cualquier pensamiento negativo, quede en el olvido— habló— no quiero incordiarte mejor dedícate al arte.



Él podría ser algo distraído, para ser exactos era la persona más distraída de toda la academia, pero estaba seguro que nunca había visto a esa chica.



— ¿Quien es ella?— se preguntaba mientras tomaba un difuminador y comenzaba a trazar líneas de un lado a otro incontrolablemente hasta que su mirada se fue apagando y su mente quedo en blanco.

2 comentarios:

  1. Bueno, primero que nada gracias por aclarar que este mundo no es uno paralelo o distinto, eso, me hace más facil entender todo =)

    Por otro lado, esto es interesante, soibre todo tomando en cuenta la aparicion de un personaje "nuevo". No se que tan trascendente sera esta chica, pero sirve para adentrarnos en el personaje de Ancel y eso esta bien. Marcxar las diferencias es algo que a veces, creo que cuesta trabajo, pero tu lo haces en este capitulo de una manera tan simple y bella que me encanta.

    Y bueno, fue un capitulo corto, opero, como dije antes, creo que cumplio su cometido =) (O eso creo o.ò)

    ResponderEliminar
  2. Si, el objetivo tal como dijo alx era introducir a la chica y al igual que tu dices, si cumplio su cometido,xD

    ResponderEliminar

¿Qué te pareció la historia?